The Berlin Tasting - 1

La Búsqueda de Reconocimiento Internacional

En los primeros años del nuevo milenio, Eduardo Chadwick, al igual que otras personalidades en la industria chilena del vino, había probado las formas más tradicionales para promover sus vinos en el mundo. Pero a pesar de los esfuerzos de su equipo, el mensaje del potencial del país para hacer vinos de clase mundial aún no se reconocía plenamente. Necesitaba una forma para realmente llamar su atención y abrir sus ojos acerca de la gran calidad y el potencial de clase mundial de los vinos chilenos.

Eduardo se inspiró en un hito histórico que se llevó a cabo en Francia en 1976 organizado por Steven Spurrier, quien invitó a los más destacados críticos franceses a una cata a ciegas de vinos franceses y californianos. Cuando se revelaron los resultados finales, todos estaban asombrados de saber que no solo una cantidad de vinos tintos y blancos de California habían sido calificados entre los diez más destacados, sino que uno de ellos encabezó la lista de vinos tintos y blancos. El evento que hoy se conoce como El Juicio de París, dio vuelta el tablero para los vinos de California, debido a que ellos habían sido catados a ciegas. Y si esto había funcionado para California, concluyó Eduardo, ¿por qué no para Chile?

Eduardo Chadwick organizó lo que llegaría a conocerse como The Berlin Tasting e invitó a miembros claves del mundo del vino europeo para catar a ciegas los más finos vinos franceses e italianos junto a sus propios vinos. Los jueces no conocerían la identidad de los vinos en sus copas y, por lo mismo, se eliminaría cualquier prejuicio personal, a favor o en contra de un origen o marca determinados. Su plan era catar sus propios vinos Don Maximiano Founder’s Reserve, Seña y Viñedo Chadwick, en compañía de los más famosos vinos del mundo. En ese momento, los mejores franceses e italianos, de los orígenes más respetados, eran los más ampliamente reconocidos como clásicos. Las cosechas 2000 y 2001 estaban en el mercado en ese momento, y Robert Parker había destacado a los vinos del 2000 como la cosecha del milenio, aquella cuya mayoría había recibido perfectos 100 puntos.

Los anfitriones del evento fueron dos destacadas personalidades del vino: Steven Spurrier, quien había organizado El Juicio de París, y René Gabriel, considerado el crítico más influyente de Suiza y uno de los más respetados de habla alemana. Los invitados se reunieron el 23 de enero de 2004 en el Hotel The Ritz-Carlton Berlín para asistir a un seminario acerca de los terroirs de Chile, Burdeos y Toscana, el que se llevó a cabo antes de la cata. Luego, 36 de los críticos más influyentes de Europa comenzaron a evaluar 16 vinos de Francia, Italia y Chile.

El resultado de esta histórica cata fue revelador: Viñedo Chadwick 2000 se ubicó en el primer lugar, por sobre los grandes vinos de Francia e Italia.

Este revolucionario evento resultó ser un hito para la industria del vino chilena y también contribuyó a mejorar la imagen de Chile como una apelación de clase mundial.

Fue también el punto de partida de una serie de 22 catas de formato similar lideradas por Eduardo Chadwick alrededor del mundo. Entre 2004 y 2013, más de 1,400 líderes de opinión de la industria mundial del vino cató a ciegas vinos chilenos, incluyendo Viñedo Chadwick, junto a los mejores vinos de Burdeos, Toscana, California y Rioja. Los resultados fueron sorprendentes. En más del 90% de los casos, un vino chileno se ubicó entre los tres primeros lugares, contribuyendo de ese modo a demostrar su consistente calidad al más alto nivel.




Fonte: http://www.vinedochadwick.cl/



TAGS


  Voltar